Cómo Eliminar el Mal Aliento de la Boca de Forma Sencilla

Te estás cepillando mal los dientes Sí, la mala higiene bucal es una de las principales causas del mal aliento. Cuando la comida queda atrapada entre los dientes y debajo de las encías, las bacterias se dedican a descomponerla, lo que genera gases putrefactos que huelen como huevos podridos o incluso algo peor (sí, como popó). Según los dentistas, una manera de saber si tienes mal aliento es usar hilo dental y después olerlo. Si percibes una sensación fétida, entonces sabrás definitivamente que tu soplo es tóxico. L

Mientras te estés cepillando, no olvides pasar por tu lengua y mejillas: los estudiosdemuestran que cepillarlos puede reducir la carga de bacterias 2. Comiste o bebiste algo oloroso Café. Ajo. Pescado. Huevos. Cebolla. Comida picante. Los alimentos que ingerimos pueden causar fácilmente el mal aliento. Muchos de los alimentos que contribuyen a una boca apestosa lo hacen por la liberación de sulfuros. El azufre, como sabes, huele a huevos podridos. Una menta o un chicle podrían enmascarar la halitosis, pero ten cuidado: los olores de algo de que comiste pueden permanecer hasta que los alimentos son digeridos por tu sistema, incluso si te cepillaste después.

¡Tomar agua también ayuda! Mientras que el café, por el contrario, ralentiza la producción de saliva 3. Comes muchos dulces Antes de comerte ese próximo dulce, pastel o galleta presta atención. Es posible que llegues a escuchar el coro de felicidad de las bacterias que viven en tu boca. Para ellas, el azúcar es un súper alimento y sí que se dan un festín descomponiéndolo mientras te dejan un mal aliento de recuerdo.  Los odontólogos explican que los dulces adherentes como las gomitas y los caramelos son los peores

Una respuesta a “Cómo Eliminar el Mal Aliento de la Boca de Forma Sencilla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *