Esto es lo que le pasa a la salud de los bebés cuando están descalzos.

A la hora de criar a los hijos, existen teorías muy dispares acerca de un sinfín de aspectos de la crianza. Es una pena que los bebés no llegan al mundo con un libro de instrucciones bajo el brazo. En lo que respecta a los pies de nuestros hijos, por ejemplo, asumimos que son como una versión en miniatura de los pies adultos, pero nada más lejos de la verdad.

El pie de los niños está compuesto mayormente de cartílago en formación que terminará su desarrollo en 28 huesos durante la adolescencia. Por lo tanto, el contacto con el terreno es básico para su desarrollo físico e intelectual. Durante una entrevista al diario británico The Guardian, la pediatra especializada en podopedriatía Tracy Byrne, habló de los beneficios de ir descalzo para los niños pequeños. “Los bebés mantienen su cabeza más alta cuando caminan descalzos. Sentir el suelo supone no mirar tanto abajo, que es lo que los desequilibra y les hace caer”, dijo a The Guardian.

“Caminar descalzo desarrolla los músculos y ligamentos del pie, incrementa la fuerza del arco de su pie, mejora su propriocepción (conciencia de dónde estamos en relación al espacio que nos rodea) y contribuye a la buena postura. Algunos incluso llegan a afirmar que andar descalzo es beneficioso tanto para niños como para adultos. “Hemos llegado a asumir caminar con zapatos permanentemente como algo normal y natural”, afirmó John Woodward, un profesor de la Técnica Alexander, que ha caminado descalzo por 25 años.

“Verdad que no somos cazadores recolectores, verdad que nuestros entornos urbanos están llenos de peligros no naturales, pero podemos todavía aprender de nuestros orígenes. El calzado fue diseñado para proteger las plantas de los pies cuando era necesario y era temporal, dijo a The Guardian.

Por otra parte se destacó que lamentablemente los zapatos que parecen más buenos, por costosos, no siempre son los más adecuados para un bebé. Se comprobó que grandes marcas vendían modelos con suelas rígidas que no permiten el adecuado desarrollo del pie de los niños.

Algunos fabricantes de zapatos han tomado nota y han desarrollado modelos que permiten interactuar con el suelo casi como si estuviéramos descalzos. Una de estas marcas es Vivo shoes, que cuenta con modelos para adultos y niños de ambos sexos. Desde luego voy a tener más en cuenta la importancia del calzado para mis hijos y no siempre eso tiene que significar comprar los modelos más caros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *