La Sirenomelia o síndrome de sirena, es una malformación congénita en la que los niños nacen con sus piernas unidas y varios de sus órganos atrofiados.

Por lo general, esto los vuelve incompatibles con la vida, de hecho, la mayoría de los bebés mueren a los pocos días o nacen muertos. Las cifras dicen que el 98% no llega a término y que son 300 han nacido con vida, de los cuales solo 2 han llegado a vivir varios años.

Milagros Cerrón, es una de las sobrevivientes nació en Perú y 13 años después continua sorprendiéndonos.

Ella nació con varias complicaciones pero ni sus médicos, ni sus padres desistieron y lograron conseguir los recursos necesarios con apoyo del estado para que esta pequeña luchadora pudiera seguir adelante.

En los primeros años de su vida, Milagros fue sometida a múltiples cirugías que incluían una implante de vejiga y de intestino.

Después de la cirugía principal, ella fue sometida a 7 cirugías complementarias, que incluían un trasplante de riñón y reconstrucción de las vías urinarias. Las cirugías fueron todo un éxito y la pequeña Milagros logró caminar normalmente a pesar de que sus piernas no fueron completamente separadas.

Sus médicos nunca dejaron de apoyarla hacerle seguimiento.

Milagros a pesar de todo, tiene altos costos porque requiere muchos medicamentos que la hagan mantener su salud en buen estado. El gobierno en un momento intentó cancelar su manutención pero la gente se solidarizó y debido a las múltiples peticiones ella sigue recibiendo un subsidio.

En 2013, los padres fueron denunciados por presunto maltrato físico y psicológico, pero la falta de pruebas no permitió continuar la investigación.

Actualmente, ella tiene 13 años y los celebra sonriente, caminando y paseando como una persona normal. Ella cada día nos demuestra que es una luchadora y que puede seguir adelante, de hecho, la niña sirena asiste a clases de danza que la hacen muy feliz.

Milagros, como su nombre lo indica es un caso aislado que la ciencia se ha esforzado en mantener pero que no pueden explicar.

Se desconoce el motivo por el cual se genere la sirenomelia, pero el problema parte cuando el cordón umbilical carece de uno de sus tres vasos sanguíneos. Esto genera que el desarrollo de la parte inferior del feto sea poca y por lo tanto sus piernas y varios de sus órganos no se desarrollen de manera normal. Esperamos que Milagros siga aprovechando su vida de la mejor manera y que su condición nunca limite sus sueños.

Comparte esta inspiradora historia que nos demuestra que con amor, nada es imposible.