Chico de 18 años, inventa sostén que puede salvar millones de vidas – tras casi perder a su mamá por cáncer

Cualquiera que ha tenido que luchar contra el cáncer o a tenido a alguien cercano luchando contra la enfermedad sabe lo terrible que es esta enfermedad. Cada año nos acercamos más a un mundo sin esta horrorosa enfermedad, pero en ausencia de una cura definitiva, debemos centrar nuestros esfuerzos en desarrollar nuevas formas de detectar el cáncer en sus primeras etapas.

Cuando Julian Rios Cantu tenía 13 años, su madre fue diagnosticada con cáncer de mama. Mientras que fue capaz de digerir las noticias la primera vez, el segundo diagnóstico lo golpeó mucho más fuerte. Él decidió tomar una posición contra el cáncer, y así canalizó sus frustraciones para crear un dispositivo que puede ayudar a las familias a evitar lo que él tuvo que vivir… Julian, que ahora tiene 18 años, ha desarrollado una tecnología que pudiera tener un impacto serio en los diagnósticos de cáncer. Juntos con tres de sus amigos, Julian fundó Higia Technologies, con el objetivo de atrapar el cáncer antes de que sea intratable.

El desarrollo sigue

En cuanto al respecto del cáncer de mama, la detección temprana de la enfermedad puede significar literalmente la diferencia entre la vida y la muerte. La madre de Julian perdió sus dos pechos en su batalla, pero afortunadamente sobrevivió la terrible experiencia. Fue la lucha de su madre que inspiró la iniciativa de Julián. El llamado sostén de “exploración automática” tiene más de 200 sensores diseñados para detectar cambios sutiles en los senos de una mujer. Julian y sus amigos llevaron su sostén al Global Student Entrepreneur Awards y recibieron $ 20,000 para continuar con su desarrollo.

Los usuarios usan el sostén durante 60 a 90 minutos cada semana y está diseñado para detectar cambios en la temperatura, el color y la textura de los senos. Con los tumores que alteran el flujo de sangre en los senos, se supone que el sostén nota los cambios que se producen como resultado. Luego, la información llega a una aplicación, y las mujeres reciben una alerta del médico elegido, antes de que el cáncer se desarrolle más allá de una etapa tratable. No nos atrevemos a llamarlo un invento milagroso, ¡pero Julian y sus amigos definitivamente se merecen muchos elogios por su proyecto!

Aquí abajo en el vídeo puedes ver más sobre el sostén de Julian y sus amigos.